Los típicos dulces mexicanos

Los dulces tradicionales son una delicia que han trascendido al paso de los años, pero sobre todo al gusto de las nuevas generaciones. El hábito de consumirlos se debe a que sus deliciosos sabores nos conquistan en cada bocado lleno de tradición y costumbres mexicanas.
 
Alegrías
Elaboradas con semillas de amaranto, miel, pasas o nueces. Estas delicias son un icono de Xochimilco, pues es ahí donde se cultiva este fruto y se convierte en estas barritas que aportan gran energía.
 
Borrachitos
Son hechos de harina, leche y están envinados. Tienen una cubierta de azúcar y nacieron gracias a las monjas que en tiempos coloniales, realizaban dulces en sus conventos para obsequiar a sus benefactores como muestra de agradecimiento.
 
Cacahuates garapiñados
La cubierta de este dulce se logra a partir de la inversión del azúcar, es decir, cuando esta se cristaliza pero queda impregnada sobre el cacahuate. Para elaborarlo se requieren cacahuates pelados, azúcar y esencia de vainilla con los cuales se logra alcanzar una textura crocante.
 
Cocadas
Estos dulces son preparados con una masa de coco rallado y leche que se hornea.
 
Glorias
Hechas de leche quemada y nuez, las Glorias son unos dulces conocidos por ser originarios de Linares, Nuevo León.
 
Jamoncillo
Originario de los estados del norte del país, este dulce es por lo regular, de color café claro pues está hecho con leche y se decora con nuez picada.
 
Muéganos
Son originarios de Huamantla, Tlaxcala y son hechos con harina, agua, manteca, sal y anís. Un muégano está formado de varias piezas de esta masa, que es horneada y cubierta por una miel hecha con piloncillo y canela.
 
Tamarindos 
En cazuelitas, tarritos, cucharas, bolsitas con chile o dulce, los tamarindos son un delirio que se come a pedacitos  que se deshacen en la boca.